jueves, 24 de octubre de 2013

De cómo recibí el Premio Cervantes Chico (Segunda Parte)

La entrega del Cervantes Chico fue muy emotiva. Estar en el centro de un escenario como aquel, con un premio tan importante en las manos, siendo aplaudido por tanta gente... no lo podré olvidar jamás. 
Cuando finalizó mi turno regresé a mi asiento junto a Ester y terminamos de ver la gala felices de haber compartido un momento tan especial. 

El siguiente acto tuvo lugar en el ayuntamiento de Alcalá de Henares. Allí firmé en el libro de visitas, me enseñaron la Biblia Políglota, los salones del edificio... tengo que decir que Javier Bello y todo su equipo, Paco, Loli, Carmen, David, Pepe, Nikolay (Gracias a su paraguas Ester y yo llegamos más o menos secos)... nos trataron fenomenal. Y en todo momento me sentí como en mi propia casa. No estoy hablando, ni voy a hablar de política, simplemente, hablo de personas estupendas que con Ester y conmigo fueron unos anfitriones admirables. Además, me regalaron un Quijote ilustrado precioso, dedicado por el Alcalde, que ya está colocado en la estantería. 




En el Ayuntamiento, se nos unió el escritor-guionista y amigo Carlos García Miranda, que junto a los demás invitados y representantes de la ciudad nos fuimos a comer al Casino de Alcalá. 
La comida fue muy divertida y estuvimos hasta más de las cinco de la tarde. Hablamos de fútbol, no confesé si me gusta más el Madrid o el Barcelona (Yo soy del Betis), de literatura, de la interesante historia de la ciudad, de los anteriores premiados, de la publicidad... todo en un clima muy ameno y cordial. Los platos que nos pusieron estaban exquisitos, acompañados de una botella de agua Solan de cabras que compartí con mi querida Ester. 

Tras una riquísima tarta de queso y brindar (no sé si era cava o champán) la comida finalizó y unos cuantos nos fuimos al teatro Cervantes donde ya hacían cola algunos seguidores. 
El día que fui a Alcalá a la rueda de prensa en la que se anunciaba a los medios el ganador, Santiago, Pepe y Paco (tres de las personas que más se vuelcan con el Cervantes Chico) me propusieron hacer un encuentro con lectores por la tarde. Por supuesto, dije que sí. Porque si hay algo con lo que disfruto es con las charlas y las firmas de libros. Aquella era especial y tratamos que así lo fuera. 

Y los lectores no fallaron. Más de cien chic@s acudieron y lo pasamos en grande. El evento fue presentado por Eva Rubio y Santiago García Clairac. Entre pregunta y pregunta de los asistente, iba subiendo alguien al escenario y contaba algo sobre mí. Por allí pasaron la escritora, profesora y amiga Elena Martínez Blanco con su alumna Jimena, las Bluecitas de Madrid (Geli, Gema, Nieves, Yai, Celia y Ángela) el ya nombrado Carlos García Miranda (!que firmó casi más que yo y fue el gran protagonista de la tarde sin duda!), una editora de Bruño, Miguel Ángel de L1teralia que formaba parte del jurado, el propio Alcalde... y Ester. 
Y cuando mi novia subió creo que fue el instante en el que más nervioso me puse en todo el día. Recuerdo que no paré de beber agua ni un minuto durante su intervención. 
Nosotros siempre hemos sido muy reservados con nuestra relación y seguirá siendo así. Es cierto, que en el último año, ella me ha acompañado a más eventos y disfruta casi más que yo de todo lo que estamos viviendo. Pero nunca había hablado de mí en público como esa vez, ni de como soy yo como persona. Es bonito oír a tu chica decir cosas buenas de ti. Bonito y especial. Sin embargo, todo eso bueno que ella piensa sobre mí, hay que multiplicarlo por diez en relación a lo que yo pienso y siento por ella. Como le dije a Ester y a los que vinieron... nuestra historia es mucho más increíble que cualquiera de los libros que he escrito. Os prometo que no exagero.Y no diré más.
Hicimos un Casillas-Carbonero y luego en un Ginos comentamos la jugada entre risas y comida italiana. 



Casi hora y media duró el encuentro con los lectores y casi dos horas y media más la firma de libros. Quiero darle las gracias a las Bluecitas de Madrid + Dani, a Irene Contenta, a Andrea Urango, a Mario, a Mari Carmen y Sabrina, a María, a Silvia, a Patricia, a Ruth, a Nerea, a las gemelas Miramón y a Nieves, a todas las chicas que vinisteis de Alcalá de Henares, de Madrid, de Guadalajara, de pueblos de los alrededores... no puedo nombrar a todos, es imposible. Pero gracias a vosotros, un día más, me marché a casa con una sonrisa, comprendiendo que toda esta aventura es única e inolvidable. Pase lo que pase en el futuro. 

Fue un día agotador. Especial. Soñado. Divertido. Para recordar. Y Para pensar... para hacer balance. Para darme cuenta de que todo esto está pasando por algo. No sé hasta dónde y hasta cuándo esta aventura llegará. ¿Los límites? Ni idea. ¿El punto más alto? Imposible determinarlo. ¿El futuro? Solo veo presente por todas partes. Solo quiero vivir el día a día. Hacerlo lo mejor posible. Aprender. Mejorar. Pelear por cada línea de cada párrafo de cada una de las páginas del próximo libro. 
Solo quiero ser lo más feliz posible. Y días como el 22 de octubre de 2013 colaboran a que eso sea así.

GRACIAS DE CORAZÓN Y DE TODOS VOSOTROS ES UN TROCITO DE ESTE PREMIO CERVANTES CHICO 2013. 


2 comentarios:

  1. Paco me alegro tanto de que hayas vivido este momento!!! y me alegro que lo compartieras con Ester!! sois una pareja genial!!! para otro premio tengo que ir como sea!!!
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchísimo de que ganaras este premio ya que a parte de que eres un gran escritor, impulsas a los demas a escribir, este es mi caso, aqui te dejo la muestra de tu influencia:
    http://maddirivas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar