lunes, 19 de diciembre de 2011

¿Segundas partes nunca fueron buenas?

El dicho del título de la crónica en este caso no es cierto. Porque tanto Valencia como Alicante superaron lo del año pasado. Y no era fácil.
Sobre todo en Valencia. El diciembre anterior fue la firma que más nos impactó, o una de las que más, por todo: la quedada antes del evento, la expectación creada, la cantidad de seguidores CPP que vinieron (entonces todavía no venía tanta gente como ahora)... ¡Fue espectacular!
Y este año no lo ha sido menos.
Llegamos a la ciudad desde Alicante sobre las 10.45 de la mañana. Fuimos en el coche de Alberto, el delegado comercial de Everest de la zona y un experto en estadísticas curiosas con el que es imposible aburrirse. A Pesar de la cantidad de kilómetros que hay entre Alicante y Valencia, el viaje se me hizo corto. Me encanta el recorrido entre estas dos ciudades. Ver la costa desde la carretera en gran parte del trayecto es un lujo para los que somos de interior.
La firma estaba programada en el Corte Inglés de Colón, como el año pasado. Una hora y pico antes ya había gente esperando. Entre ellos los chicos de Hello Friki que me hicieron una divertida entrevista en la cafetería. Os recomiendo que entréis en su web, porque a parte del podcast grabado, está la crónica de la presentación y un vídeo de 25 minutos del evento. Gran Trabajo de Marta y Víctor.
Las que también andaban ya por allí eran “nuestras chicas valencianas especiales”: Alicia, la gran embajadora CPP, su madre Alicia “mami cosmopolitan”, Ester, la cónsul y clásica de Canciones para Paula, Mari Carmen o Mari Mamen xD, Ana Espinosa Querol, una crack total, y el gran Sergio, al que volví a ver, en esta ocasión sin ser una casualidad nuestro encuentro. Hablé un poquito con alguno de ellos, ya que en esta ocasión, entre la entrevista, firmas para los compromisos del Corte Inglés, etc, apenas nos quedó tiempo para más. Pero antes, recibí los regalitos que las Alicia me tenían preparado. Un osito, más grande que el del año pasado, con su camiseta de Cállame con un beso, y una bola con la portada del libro dentro, la cual si la agitas, caen corazoncitos rojos por todas partes. Una auténtica monería. Todavía me pregunto como metieron el papel con la portada dentro de la bola (aunque no es redonda) de cristal.
Nuria, Alicia embajadora y yo tomamos asiento y comenzamos la firma.
Concurso, preguntas y respuestas. Una de las que siempre me hacen en todas partes es la de la película. “¿Cuándo se hará la peli de Canciones para Paula?”. Aprovecho esta crónica para responderla. Hay una productora interesada en hacer la serie. Pero es complicado. Creo que los libros ya han alcanzado una repercusión suficiente para llevarla a la pequeña o gran pantalla y tener éxito. Antes tenía mis dudas. Ahora ya no. Sin embargo, estamos como estamos, tiempos de crisis, y hacer algo con CPP es arriesgar. Si la productora consigue que una tele quiera la serie, se hará. Si no... Pero tengo una intuición, como Shakira. Y pienso que algún día, antes o después, recibiré un email diciendo que esta cuestión va para delante. Ojalá.
Tres horas y media después de comenzar, terminamos. Allí me encontré con gente muy especial como May Almendros que vino desde Granada, David Riot, Nuria, María Ramón, las chicas del final de la cola que me hicieron reír muchísimo (como puede verse en una foto que no debería de haber salido a la luz)... muchísima gente que me hizo sentir fenomenal. Y eso no tiene precio. Es lo mejor de esta aventura. El contacto con chicas y chicos de todo el país que te dan su cariño por algo que tú has inventado.
Nos despedimos de nuestros “valencianos especiales” que aguantaron hasta las tres y media con nosotros y cogimos el Mini espectacular de Alberto para regresar a Alicante donde a las seis y media empezaba la firma.


Apenas pudimos parar quince minutos en un centro de servicio de carretera para comer un bocadillo, todos fueron sándwiches y bocadillos en este fin de semana (riquísimos todos) porque no llegábamos a tiempo.
En España se come estupendamente. Y yo tengo suerte de que Everest me lleva siempre a sitios fantásticos. Pero si hay que comer de bocadillos, se come. Y encantado de la vida.
Como en Santander, seré sincero. Tenía dudas con la cantidad de gente que podía venir a la firma de Alicante. Y otra vez mis dudas fueron resueltas rápidamente. Lleno total en el Corte Inglés. En dos días, conseguimos llenar tres salas en tres ciudades diferentes. Es para estar muy orgulloso de todo el trabajo que entre todos estamos haciendo. Porque esto no es sencillo. Al contrario, las firmas de autores, incluso muy importantes, a veces no son lo que uno podría creer que podrían ser. Así que esto demuestra que los seguidores de Canciones para Paula son verdaderos apasionados de la aventura y muy fieles a una historia que hemos construido con ilusión, humildad y mucha dedicación.
Volví a encontrarme con Marta, la embajadora CPP alicantina que junto a su amiga Alba me echaron una mano con las fotos y otras cuestiones de la presentación. Gracias a ambas.
Y tras unos pequeños problemillas de sonido, curiosamente también los tuvimos el año pasado en el mismo sitio, empezamos la firma. Muy divertida. Había incluso gente sentada en unas escaleras al fondo de la sala. Esto te da ánimos. Porque aunque si solo una persona fuera ya merecería la pena, cuando no sabes donde mirar al dirigirte a un auditorio, te sube mucho la moral.
Sorteamos unas cuantas camisetas y varias alfombrillas de ratón CPP y empezamos con las preguntas y respuestas. Salió otro tema que también me suelen preguntar bastante últimamente. “¿Se va a traducir Canciones para Paula a otros idiomas?”. Sí. De momento, y que yo sepa, se va a traducir en polaco, ruso y francés. Esto es muy importante para que el libro siga creciendo. Además, en Latino América está teniendo mucho éxito en países como Perú, México, Panamá, Chile, Ecuador... Increíble.
En Alicante me encontré con la gran Pumbi, que es simpatiquísima conmigo cada vez que nos vemos (ya es la tercera vez) y con Rosa, Pablo, Maryana, Andrea, Silvia, Lucía... y muchísimos más. Como siempre escribo en mis crónicas, no os puedo nombrar a todos, pero daros todos por nombrados. Cada dedicatoria que me hacéis en mi carpeta de firmas la leo con el mismo cariño y me hace sentir bien. Gracias.


A las diez menos diez se acabó la firma. Y estaba muerto. Agotado.
Entre Murcia, Valencia y Alicante, en 48 horas, estuve más de 10 horas firmando y 10 horas de viaje. Eso desgasta muchísimo. Alberto nos dejó en el hotel y allí mientras veía el Madrid- Barcelona cené y cuando terminó me fui a la cama. Al día siguiente otras tres horas de vuelta a Madrid con Cádiz y Granada en el horizonte de la semana.
Pero eso, ya os lo contaré en otra ocasión.

2 comentarios:

  1. Hola :)
    Soy una joven escritora, estoy escribiendo una novela juvenil dramática y necesito difusión pues me encantaría que llegara a todas las personas que le pueda gustar o incluso sentirse identificados con el problema que se plantea.
    Es una novela que se basa en las situaciones limites que puede llegar a vivir un adolescente y como afecta consecuente a su forma de ver y vivir en los días que nos encontramos. En mi tuenti tengo la introducción y luego pasare el enlace del blog donde estoy escribiendo la novela, Forever Young.
    Espero que te guste.
    Gracias :)

    ResponderEliminar
  2. Tenía muchas ganas de leer la crónica de Alicante para ver si te lo habías pasado tan bien como nos lo hiciste pasar a las lectoras (y lectores :P) que fuimos. Me alegro de que tus expectativas se vieran más que superadas. Muchas gracias por compartir esa tarde con nosotros y por tu cercanía. Un beso, @alotrodelmar (Lucía).

    ResponderEliminar