lunes, 19 de diciembre de 2011

Murcia: Deseo concedido

El viernes 9 de diciembre tenía una cita muy especial. Me esperaba la firma en Murcia, una de mis ciudades favoritas y de las que más ganas tenía de visitar como autor de “Canciones para Paula”.
Esta vez, el madrugón no fue para tanto. El tren salía a las 12.34 y por tanto, tuve tiempo de desayunar tranquilamente, leer la prensa y preparar la maleta. Sin embargo, una entrevista de la Cadena SER por teléfono hizo que al final no me sobrara tanto tiempo. Me gusta estar en la estación entre hora y media hora antes de que salga el tren. A las 11.30 me llamaron y si no cogía un taxi, no llegaba. El taxista me timó bastante llevándome por la M30 ya que decía que por el otro lado había mucho tráfico y tal. Total, 20 euros un paseo desde La Latina hasta Chamartín. En fin.
Llegué antes que Nuria y me senté a esperarla. La pobre ha hecho un gran esfuerzo este fin de semana porque se puso mala esa misma mañana con un ataque alérgico muy agudo. Valoro todo lo que hace en cada uno de nuestros viajes y la atención que siempre me presta, pero en esta ocasión, mi admiración es doble. Gracias.
Cuatro horitas y por fin: Murcia.
A las 18.30 teníamos la firma en el Corte Inglés. Llegamos hora y media antes. Y salvo algunos problemillas de vídeo y sonido, todo perfecto.
Las chicas esperaban en la fila pacientemente mientras nosotros preparábamos todo. Se respiraba muy buen ambiente y como presumía, la sala se llenó. Todas las cuentas que llevo en las redes sociales me permiten hacerme una idea aproximada sobre la cantidad de seguidores de los libros que hay en cada ciudad. Y pocas veces los datos que manejo están equivocados. Con Murcia, eran acertados.
Antes de empezar, conocí a una persona muy especial para mí en toda esta aventura. Una chica que me sorprendió el día que me dijo que quería ser embajadora de Murcia. Lolica está siempre muy liada con mil cosas y que sacara tiempo para todo este lío me hizo mucha ilusión. Ella fue la primera que me invitó a Tuenti. Así que tiene gran parte de culpa de que todo esto haya salido adelante. Nos conocimos hace ya tres años y medio y creo que es una de las diez primeras personas que leyó algo de Canciones para Paula. Fue un placer compartir evento contigo y comprobar en persona lo que tantas veces te he dicho por la red o por el teléfono. Gracias.
También vino a la firma mi buen amigo Pepe Conesa. Un crack. Estuvimos solo un año juntos en la universidad pero pasábamos el día trasteando los dos en la residencia. Fue un placer volver a verlo después de unos cuantos de años sin hacerlo. La próxima vez que vaya prometo, por lo menos, pagarte una cena.


Desde que comenzó esta gira de firmas, estamos haciendo un concurso de preguntas y respuestas en el que regalamos camisetas y alfombrillas de ratón. Formulo varias cuestiones sobre los libros y la que primero levanta la mano, es la elegida para contestar. Si acierta, camiseta o alfombrilla. Y lo pasamos genial con esto. Con las preguntas difíciles hay nervios, pero con las fáciles, ver a un montón de chicas levantando la mano al mismo tiempo y gritando que saben la respuesta... es una locura. En Murcia, fue especialmente divertido
Estuve más de tres horas firmando libros. Conocí a Mar, Rouxiet, Mariajo, María José, a las tres amigas “celosas”... y a muchas más que me apetecía mucho estar con ellas por fin en persona. Y tengo que decir que el trato fue exquisito por parte de todos los que vinieron. Como siempre, la verdad.
Me fui muy feliz de esta ciudad a la que le tengo mucho cariño. Pero ni siquiera pudimos cenar allí, ya que nuestro hotel estaba en Alicante donde al día siguiente nos esperaba una larguísima jornada de firmas. Pero eso es otra historia.

1 comentario:

  1. Paquito! Gracias por dejarme compartir esa gran tarde a tu lado! :) fue una experiencia muy bonita. Pude comprobar en persona lo que ya sabía: lo gran persona que eres! :)

    Muchos besos de tu embajadora murciana.

    ResponderEliminar