jueves, 30 de junio de 2011

Ese increíble día que es Sant Jordi

¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas?
Para mí, este Sant Jordi ha sido igual o mejor que el del año pasado. Sí, es cierto que en el 2010 no sabía nada de este día, que era tan extraordinario, y que me pilló todo por sorpresa. Pero en el 2011, he firmado muchos más libros, he notado el mismo cariño de la gente y la experiencia ha vuelto a ser más que positiva.

Mi jornada comenzó a las cinco de la mañana cuando me desperté para organizarlo todo. Tenía que coger el tren de las 7.30. Llovía a mares en Madrid, las mangas de la chaqueta se me mojaban y arrugaban y el taxi daba unos botes que pensaba que nos quedaríamos tirados en cualquier semáforo. Afortunadamente, llegué temprano a Atocha y pude tomar con tranquilidad el AVE rumbo a Barcelona.
Y primera sorpresa del día: mismo vagón que Javier Ruescas. Qué casualidad. Todos conoceréis a Javier y si no, yo os lo presento. Es el joven escritor que arrasa en el público juvenil con sus “Cuentos de Bereth” y “Tempus Fugit”. Solo nos habíamos visto en persona una vez, un “hola y adiós”, pero desde que comencé en esto ha estado muy presente en mi facebook, twitter, en las listas de ventas, seguidores, amigos en común... Y la verdad es que es un tío muy agradable y con el que se puede mantener una conversación de tres horas y cuarto sin aburrirte. Nos contamos un poco nuestras vidas, nuestra forma de escribir y nuestro futuro cercano. No doy exclusivas. La conclusión: me queda mucho que aprender jaja. Javier tiene más tablas en este mundo que yo y me parece una buena referencia a la hora de hacer las cosas. Seguiremos en contacto.

Barcelona nos acogió con nubes y claros y previsiones de lluvia durante todo el día. Pero el Santo Jordi se puso de nuestra parte y no cayó ni una sola gota en toda la mañana y hasta salió el sol e hizo calor por la tarde. Fracaso rotundo de los hombres del tiempo que no han dado una en el fin de semana.

¿Os he dicho ya lo especial que es el 23 de abril en la ciudad condal? Si te gustan los libros, la literatura... o algo que se le parezca, no puedes irte de este mundo sin haber estado al menos una vez en el Sant Jordi barcelonés. Las calles se engalanan de rosas y de coloridas paradas llenas de novelas, diccionarios, manuales, cuentos... es una verdadera pasada. Y de gente. Miles de personas por las calles. Incluso, este año que caía en Sábado Santo todo estaba hasta arriba.

Mi primera firma era en Abacus, pero no en el que estuve el año pasado. Este me lo organizaron en L´Illa, un centro comercial bastante grande. Y ahí firmé mis primeros libros. Fue una hora que se hizo muy corta, porque aunque estaba solo en la parada, no paré de firmar. Ahora tengo que dedicar dos libros, por lo que tardo más. No voy a nombrar a todo el mundo, es imposible y necesitaría mejor memoria y quince páginas. Perdonadme, por favor, fuisteis muchísimos y os estoy agradecidos a todos por igual. Millones de gracias por hacerme sentir especial una vez más. Pero sí me gustaría hablar de algunos de vosotros de los que ayer vinisteis. Por ejemplo, de Rocío, una de las grandes seguidoras de CPP que me sigue desde hace mucho en Facebook y a quien le tengo mucho cariño. Fue con su chico y vi como se emocionaba mucho. Me alegro de haberte visto y seguiremos hablando cuando quieras por las redes sociales.

Allí me vinieron a ver Aida, Ainhoa, Andrea...y Lidia Gómez, una crack!!!!! También conocí a la seguidora más pequeña del día, que curiosamente fue a la primera que firmé. Aina solo tiene once años y ya ha leído CPP. Sus padres, encantadores.
Aquí quiero hacer un pequeño inciso. Y es para dar las gracias a toooooodos los padres y especialmente, a las madres, que acompañan a sus hij@s a las firmas. Aguantan colas, les compran los libros, incluso los leen... hablan conmigo, hacen las fotos... aunque los seguidores de CPP suelen ser chicos entre doce y veintitantos años, las madres y los padres son una parte fundamental de esta historia. Así que mi gratitud a todos ellos y en esta ocasión en particular a los que vinieron a mis firmas en Sant Jordi.

Después, me tocó firmar en la FNAC de L´illa, que estaba prácticamente al lado. Hubo más o menos la misma gente que en Abacus y me sentí muy cómodo todo el rato. Muchas fotos y más firmas. Ni recuerdo exactamente quienes fueron mis compañeros de mesa. Sí que recuerdo a un grupito de chicas muy majas. Incluso hablé con una por teléfono para decirle que sus amigas estaban conmigo. Gracias a todas! También apareció por allí Estela de Atalaya Literaria y Jenni. Y creo que Neus, Ester e Inés, aunque no recuerdo bien si a ellas las vi ahí o en Abacus. La memoria me falla después de un día tan largo y en el que vi a tanta gente. Vuelvo a pedir disculpas si no os nombro o si me equivoco de sitio jaja.

A las 14.00 terminó la firma en FNAC.
Everest me dejó tres horas libre hasta la próxima parada. Gracias a Martí Romaní, especialmente a ti por todo tu esfuerzo y dedicación, y a todos los comerciales por como me tratasteis. Y en ese tiempo tuve dos cosas importantes que hacer.
La primera, una entrevista para el Desván Encantado de los libros con Teresa. Ella, ¿su chico? Y yo nos fuimos a tomar una Coca Cola y a hablar un poco de todo. Y al final la entrevista, se convirtió más en una entretenida charla e interesante intercambio de opiniones. Tengo ganas de leer tu entrevista, Teresa.

Comí rápidamente y me fui a hacer otra de las cosas con las que debía cumplir al medio día: la escritora Care Santos propuso en su facebook que los autores hiciéramos un bookcrossing con nuestros libros. Y me pareció una gran idea. Es algo parecido a lo que hace Álex en “Canciones para Paula”. Así que dejé mi ejemplar de “¿Sabes que te quiero?” dedicado en un lugar de la ciudad. Vale, lo cuento para los cotillas: en un banco de madera de un parquecito detrás del centro comercial de L´illa.

El plan que tenía para las cuatro no salió y así tranquilamente, me fui caminando hasta el Corte Inglés de Francesc Maciá. Allí fue donde menos gente hubo. Fue divertido estar en la misma mesa con Elisenda Roca o Josef Ajram, que no tenía ni idea de quien era hasta ayer. Fue el que más firmó y más fotos se hizo de todos nosotros. El tiempo se hizo más ameno gracias a Aroa y su hermana, que se pasaron por allí de casualidad para una firma a las 18.00. Gracias a ambas por todo. 

Y del Corte Inglés... a FNAC Triangle en coche con Javier Hernández. Y aquello sí que fue una verdadera locura. Cuando llegué no vi a nadie. Todo el mundo estaba detrás de un cordón de seguridad. Ni me dejaban pasar a mí. Pero cuando me senté, empezaron a hacer cola chicas y chicas y más chicas, algunas con sus madres, claro. Fueron tantas que no pude firmarles a todas!! Así que los de la organización mandaron a muchas para mi siguiente parada que era en la librería Catalonia. Quiero pedir disculpas si alguna lo pasó mal, no pudo llevarse el libro firmado o se molestó. No fue culpa de nadie, pero me sentí un poco mal por todo. Intenté firmar lo más deprisa posible, pero es que no dio tiempo a más.

En FNAC Triangle conocí a María Muñoz, a quien regalé un libro como le había prometido. Me encantó conocerte. Una pena que Laura no pudiera venir. Fue un placer estar también con Àngela, con Vane, con Carme (siento no haber escrito bien tu nombre!!), con Wendy, con Laia... ver a Paula de nuevo!, con Sandra, con Julia, con Mandy, con Cristina... y  con todas las demás. Unas cincuenta o sesenta que estuvisteis allí. Vuelvo a pedir perdón por no poner a todas.

Allí también vi aunque menos tiempo del que quisiera a Anabel Botella, mil gracias por acercarte a saludarme, a las hermanas Grimaldi (Ya os vale venir tan tarde!!!:P) y a las chicas del centro para el que trabaja Esther Reales. Os debo una visita en exclusiva para vosotras. Sabéis que para lo que necesitéis, podéis contar conmigo y en cuanto queráis hacemos esa entrevista vía email, facebook, chat... lo que queráis. Un beso a todas.

Y corriendo desde allí volamos a Librería Catalonia. Había ya mucha gente allí. Las que me estaban esperando y... las personas que hacían cola para estar con Risto Mejide xD. No me dio tiempo ni a saludarlo y eso que me senté a su lado. Fue tan precipitado todo. Tantas firmas, fotos... oía de fondo lo que decía. Como le entrevistaba la tele o como intentaban ligar con él varias de las que fueron a verle. Es un personaje que a mí nunca me ha caído mal. Me parece un tío muy listo. Y ahora me cae mejor después de su frase al marcharse. Risto se levantó, me tocó el hombro, me dio la mano y me dijo: “Enhorabuena. No esperaba que nadie firmara más libros que yo. Felicidades por tu éxito”. Fue genial! No supe que decir, en parte porque estaba en blanco y colapsado por todo el día, el cansancio, tantas y tantas firmas, fotos, ir de un sitio para otro... pero cuando llegué a casa le escribí en twitter y él me respondió. Si queréis saber lo que nos dijimos buscadlo en mi twitter (@franciscodpaula).

Catalonia estuvo genial. Allí estuvieron Amada, Rosa Por fin conocí a Elenita!! Una de las clásicas de CPP y una persona entrañable en toda esta aventura. Y también a Sara, a la que reconocí, aunque ella no se lo esperara xD. Y finalmente, vinieron Demi y una amiga suya. Con ellas estuve los últimos minutos de la firma, más tranquilos, y con ellas me fui en metro hasta la estación de Sants donde tenía que coger el tren de vuelta a Madrid.
A las doce y media llegué a mi casa donde me encontré todas mis páginas colapsadas de mensajes, comentarios, fotos, peticiones de amistad...

Hoy todavía sigo cansado, aunque me desperté a las nueve y sigo haciendo cosas de CPP. Respondiendo, mandando mensajes, escribiendo, pasando fotos... pero es muy divertido y quiero repetir todos los años que sea posible.
Sant Jordi es especial y vivirlo en Barcelona es todo un lujo para mí.
Gracias a todos los que habéis colaborado para haberlo hecho posible un año más.

Próxima parada: Logroño!

No hay comentarios:

Publicar un comentario